WikiCiencia - Ciencia y Tecnología - Energía - Fuentes de energía

Firenox
PRINCIPALELECTRONICAINFORMATICATECNOLOGIANOTICIASDESTACADOS
 

Fuentes de energía


Si le resulta útil el contenido de este portal, por favor considere hacerse socio y colaborar económicamente o donar sangre a FUNDALEU, la Fundación para Combatir la Leucemia. Muchas gracias.

1. INTRODUCCION:

Muchas veces usamos el termino energía para significar fuerza, movimiento o actividad. Sin embargo, desde el punto de vista científico, el concepto es distinto.

Entendemos primero que trabajo mecánico es el resultado de aplicar un fuerza sobre un cuerpo para lograr que éste se desplace o deforme.

La energía es la capacidad que posee un cuerpo de realizar un trabajo mecánico. Sin energía no podrían funcionar las máquinas, ni siquiera podrían producirse los procesos vitales. por lo que no seria posible la vida. En resumen, puede decirse que la energía es todo aquello que hace posible cualquier actividad, tanto física como biológica.

No obstante, el concepto de energía no es fácil de comprender, ya que la energía solo se pone de manifiesto cuando pasa de unos cuerpos a otros. es decir, cuando se transforma. Continuamente se producen transformaciones de energía en la Naturaleza: la energía que recibimos del Sol transforma en agua la nieve de las montañas, eleva la temperatura de los ambientes, hace crecer las plantas que alimentan a diferentes animales, etc. Es decir, muchas de estas transformaciones tienen lugar sin que intervenga el hombre.

Según lo expuesto, se puede definir la energía en los siguientes términos:

La energía es una propiedad de los cuerpos que produce transformaciones en ellos mismos o en otros cuerpos.

No es lo mismo energía que fuerza: las fuerzas se ejercen sobre los cuerpos, mientras que la energía la poseen los cuerpos, pasando de unos a otros.

2. FUENTES DE ENERGIA

  • Energía nuclear

Está contenida en los núcleos de los elementos químicos y se aprovecha en las centrales nucleares. Energía liberada durante la fisión o fusión de núcleos atómicos.

  • Energía cinética

Energía que un cuerpo posee debido a su movimiento. La energía cinética depende de la masa y la velocidad del cuerpo según la ecuación E = 1/2mv2, donde m es la masa del cuerpo y v2 la velocidad del mismo elevada al cuadrado. La energía asociada a un objeto situado a determinada altura sobre una superficie se denomina energía potencial. Si se deja caer el objeto, la energía potencial se convierte en energía cinética.

  • Energía potencial

Energía almacenada que posee un sistema como resultado de las posiciones relativas de sus componentes. Por ejemplo, si se mantiene una pelota a una cierta distancia del suelo, el sistema formado por la pelota y la Tierra tiene una determinada energía potencial; si se eleva más la pelota, la energía potencial del sistema aumenta.

Para proporcionar energía potencial a un sistema es necesario realizar un trabajo. Se requiere esfuerzo para levantar una pelota del suelo, estirar una cinta elástica o juntar dos imanes por sus polos iguales. De hecho, la cantidad de energía potencial que posee un sistema es igual al trabajo realizado sobre el sistema para situarlo en cierta configuración.

La energía potencial también puede transformarse en otras formas de energía. Por ejemplo, cuando se suelta una pelota situada a una cierta altura, la energía potencial se transforma en energía cinética.

  • Energía potencial gravitatoria:

La energía potencial gravitatoria es la que posee un cuerpo debido a su posición dentro del campo gravitatorio de la superficie terrestre; se mide en joule y se calcula mediante la fórmula Ep = m × g × h, donde m es la masa, g la aceleración de la gravedad y h la altura en la que se encuentra el cuerpo.

  • Energía mecánica:

La suma de las energías potencial y cinética de un cuerpo es la energía mecánica.

  • Energía Hidráulica

Hace más de un siglo, se aprovecha la energía hidráulica para generar electricidad, y de hecho fue una de las primeras formas que se emplearon para producirla.

Energía que se obtiene de la caída del agua desde cierta altura a un nivel inferior lo que provoca el movimiento de ruedas hidráulicas o turbinas.

El aprovechamiento de la energía potencial del agua para producir energía eléctrica utilizable, constituye en esencia la energía hidroeléctrica. Es por tanto, un recurso renovable y autóctono. El conjunto de instalaciones e infraestructura para aprovechar este potencial se denomina central hidroeléctrica.

  • Energía Solar

Energía radiante producida en el Sol como resultado de reacciones nucleares de fusión.

Llega a la Tierra a través del espacio en cuantos (pedacitos) de energía llamados fotones, que interactúan con la atmósfera y la superficie terrestres.

  • Energía Solar Térmica

Un sistema de aprovechamiento de la energía solar muy extendido es el térmico. El medio para conseguir este aporte de temperatura se hace por medio de colectores.

El colector es una superficie, que expuesta a la radiación solar, permite absorber su calor y transmitirlo a un fluido. Existen tres técnicas diferentes entre sí en función de la temperatura que puede alcanzar la superficie captadora. De esta manera, los podemos clasificar como:

Baja temperatura, captación directa, la temperatura del fluido es por debajo del punto de ebullición .

Media temperatura, captación de bajo índice de concentración, la temperatura del fluido es más elevada de 100ºC .

Alta temperatura, captación de alto índice de concentración, la temperatura del fluido es más elevada de 300ºC .

  • Energía Solar Fotovoltaica

El sistema de aprovechamiento de la energía del Sol para producir energía eléctrica se denomina conversión fotovoltaica.

Las células de los paneles solares están fabricadas de unos materiales con unas propiedades específicas, denominados semiconductores, que captan la energía Solar y la transforman en energía eléctrica.

  • Energía Geotérmica

La energía geotérmica se basa en el hecho de que la Tierra está más caliente cuanto más profundamente se perfora. La energía geotérmica puede derivarse de vapor de agua atrapado a gran profundidad bajo la superficie terrestre. Si se hace llegar a la superficie, puede mover una turbina para generar electricidad.

Nuestro planeta guarda una enorme cantidad de energía en su interior. Un volcán o un géiser es una buena muestra de ello.

Son varias las teorías que tratan de explicar las elevadas temperaturas del interior de la Tierra. Unas sostienen que se debe a las enormes presiones existentes bajo la corteza terrestre; otras suponen que tienen origen en determinados procesos radiactivos internos; por último, hay una teoría que lo atribuye a la materia incandescente que formó nuestro planeta.

La forma más generalizada de explotarla, a excepción de fuentes y baños termales, consiste en perforar dos pozos, uno de extracción y otro de inyección.

En el caso de que la zona esté atravesada por un acuífero se extrae el agua caliente o el vapor, este se utiliza en redes de calefacción y se vuelve a inyectar, en el otro caso se utiliza en turbinas de generación de electricidad.

En el caso de no disponer de un acuífero, se suele proceder a la fragmentación de las rocas calientes y a la inyección de algún fluido.

Es difícil el aprovechamiento de esta energía térmica, ocasionado por el bajo flujo de calor, debido a la baja conductividad de los materiales que la constituyen; pero existen puntos en el planeta que se producen anomalías geotérmicas, dando lugar a gradientes de temperatura de entre 100 y 200ºC por kilómetro, siendo estos puntos aptos para el aprovechamiento de esta energía.

  • Energía Eólica

El viento, es decir, el aire en movimiento, posee una energía cinética que puede transformarse en otras energías en las centrales eólicas.

Una central eólica esta compuesta por varias hélices, conectadas a generadores de corriente eléctrica, que están situadas en los extremos de torres de gran altura. Cuando el viento sopla, se produce un movimiento giratorio de las hélices, movimiento que, trasladado al generador, hace que este produzca una corriente eléctrica.

  • Energía Mareomotriz:

Los mares y los océanos son inmensos colectores solares, de los cuales se puede extraer energía de orígenes diversos.

La radiación solar incidente sobre los océanos, en determinadas condiciones atmosféricas, da lugar a los gradientes térmicos oceánicos (diferencia de temperaturas) a bajas latitudes y profundidades menores de 1000 metros.

La iteración de los vientos y las aguas son responsables del oleaje y de las corrientes marinas.

La influencia gravitatoria de los cuerpos celestes sobre las masas oceánicas provoca mareas.

  • Energía de las mareas

El obstáculo principal para la explotación de esta fuente es el económico. Los costes de inversión tienden a ser altos con respecto al rendimiento, debido a las bajas y variadas cargas hidráulicas disponibles. Estas bajas cargas exigen la utilización de grandes equipos para manejar las enormes cantidades de agua puestas en movimiento. Por ello, esta fuente de energía es sólo aprovechable en caso de mareas altas y en lugares en los que el cierre no suponga construcciones demasiado costosas.

La limitación para la construcción de estas centrales, no solamente se centra en el mayor coste de la energía producida, si no, en el impacto ambiental que generan.

  • Energía térmica oceánica

La explotación de las diferencias de temperatura de los océanos ha sido propuesta multitud de veces.

La conversión de energía térmica oceánica es un método de convertir en energía útil la diferencia de temperatura entre el agua de la superficie y el agua que se encuentra a 100 m de profundidad. Las ventajas de esta fuente de energía se asocian a que es un salto térmico permanente y benigno desde el punto de vista medioambiental. Puede tener ventajas secundarias, tales como alimentos y agua potable, debido a que el agua fría profunda es rica en sustancias nutritivas y sin agentes patógenos.

  • Energía de las olas

Las olas del mar son un derivado terciario de la energía solar. El calentamiento de la superficie terrestre genera viento, y el viento genera las olas. Una de las propiedades características de las olas es su capacidad de desplazarse a grandes distancias sin apenas pérdida de energía. Por ello, la energía generada en cualquier parte del océano acaba en el borde continental. De este modo la energía de las olas se concentra en las costas.

La tecnología de conversión de movimiento oscilatorio de las olas en energía eléctrica se fundamenta en que la ola incidente crea un movimiento relativo entre un absorbedor y un punto de reacción que impulsa un fluido a través del generador.

  • Biomasa

La más amplia definición de BIOMASA sería considerar como tal a toda la materia orgánica de origen vegetal o animal, incluyendo los materiales procedentes de su transformación natural o artificial. Clasificándolo de la siguiente forma:

    • Biomasa natural, es la que se produce en la naturaleza sin la intervención humana.

    • Biomasa residual, que es la que genera cualquier actividad humana, principalmente en los procesos agrícolas, ganaderos y los del propio hombre, tal como, basuras y aguas residuales.

    • Biomasa producida, que es la cultivada con el propósito de obtener biomasa transformable en combustible, en vez de producir alimentos, como la caña de azúcar en Brasil, orientada a la producción de etanol para carburante.

Desde el punto de vista energético, la biomasa se puede aprovechar de dos maneras; quemándola para producir calor o transformándola en combustible para su mejor transporte y almacenamiento la naturaleza de la biomasa es muy variada, ya que depende de la propia fuente, pudiendo ser animal o vegetal, pero generalmente se puede decir que se compone de hidratos de carbono, lípidos y prótidos. Siendo la biomasa vegetal la que se compone mayoritariamente de hidratos de carbono y la animal de lípidos y prótidos.

Pudiéndose obtener combustibles:

  • Sólidos, Leña, astillas, carbón vegetal

  • Líquidos, biocarburantes, aceites, aldehídos, alcoholes, cetonas, ácidos orgánicos...

  • Gaseosos, biogás, hidrógeno.

  • Energía Radiante:

Como las que emiten las antenas de las emisoras de televisión, que producen, entre otras transformaciones en la sonoridad o luminosidad de los aparatos que reciben (televisores.

  • Energía Calorífica:

Se transmite de los cuerpos calientes a los fríos.

  • Energía Lumínica:

Producida por los cuerpos que emiten luz.

  • Energía Eléctrica:

Producida por las cargas eléctricas

  • Energía Sonora:

Producida por las vibraciones de algunos cuerpos

  • Energía Química:

Producida por la unión de los átomos al formar moléculas

  • Petróleo

El petróleo es actualmente una de las principales fuentes de energía que utiliza el hombre. Está formado por una mezcla de ciertos compuestos denominados hidrocarburos constituidos por carbono e hidrógeno. Se calcula que, de continuar el actual ritmo de extracción, el petróleo se acabará en unos doscientos años.

3. El principio de conservación de la energía

En todos los procesos que se dan en la Naturaleza se cumple el principio de conservación de la energía, cuyo enunciado es el siguiente:

En toda transformación energética, la energía emitida es igual a la energía absorbida.

Este principio indica que, cuando un cuerpo cede energía a otro, la energía perdida por el primero es igual a la ganada por el segundo. Así, por ejemplo, la energía eléctrica que recibe una lamparita es igual a la suma de las energías luminosa y calorífica emitidas por dicha lamparita. Por tanto, podemos concluir afirmando que la energía ni se crea ni se destruye, únicamente se transforma de una clase en otra.

4. La degradación de la energía

Si el principio de conservación de la energía establece que esta se mantiene constante, ¿qué sentido tiene hablar de consumo de energía si los términos «conservación» y «consumo» son incompatibles entre sí?

Pues bien, al hablar de consumo de energía no estamos indicando que esta disminuya, sino que, tras cada transformación energética, la energía transformada es cada vez menos útil para posteriores transformaciones. Es decir, que la energía se degrada: aunque cuantitativamente tenga el mismo valor antes que después de una transformación, al utilizarla la convertimos en otra forma de energía menos aprovechable para su utilización posterior.

Es decir, la energía se conserva cuantitativamente (su valor numérico es el mismo antes y después de que haya ocurrido una transformación energética), pero no se conserva cualitativamente, es decir, se degrada (tras cada transformación que produce va perdiendo calidad para ser utilizada).

Por último, es necesario que busquemos favorecer la utilización de formas de energía cada vez menos contaminantes. Ser concientes de las ventajas que nos brindan, por ejemplo, la energía solar o la eólica, y utilizarlas, pude ser una forma de aprovechar nuestros recursos naturales sin deteriorar el medio ambiente.

 

WikiCiencia - Creative Commons 2000-2015 - Algunos derechos reservados - Términos y Condiciones

Firenox